10 puntos claves sobre la neumonía

Actualizado: feb 5

1. La neumonía es una infección que afecta a uno o ambos pulmones. Puede ser causada por virus, bacterias o por hongos. Es una enfermedad muy frecuente, que puede afectar a todos, tanto a niños como a personas mayores, y según la Organización Mundial de la Salud, es la cuarta causa de muerte a nivel mundial, junto con otras infecciones pulmonares.


2. Se transmite a través de gotitas que salen de las vías respiratorias al toser o estornudar, también puede desarrollarse por paso de bacterias de la nariz y boca hacia los pulmones. Algunas personas que tienen dificultad para tragar por diferentes causas pueden tener riesgo de aspirar bacterias y producir la neumonía (como personas con problemas neurológicos, pacientes encamados o personas ancianas).


3. Los síntomas principales son fiebre, tos con expectoración y falta de aire, pero puede presentarse con una gran variedad de síntomas diferentes como malestar general, confusión o decaimiento, sobre todo en personas mayores.


4. Es una enfermedad prevenible. La prevención más importante es la vacunación junto con las medidas de higiene saludable, como lavarse las manos, usar mascarilla, usar pañuelos desechables o cubrirse con la parte interna del codo al toser o estornudar y mantener distanciamiento de las personas con síntomas respiratorios.


5. El mayor riesgo de complicaciones por neumonía la presentan los niños menores de 5 años, las personas mayores de 65 años, las personas con enfermedades crónicas (como enfermedad renal, enfisema, asma, personas con supresión del sistema inmunológico, entre otras) y personas que fuman cigarrillos.


6.La causa más común de la neumonía bacteriana es la bacteria Streptococcus pneumoniae (conocida como neumococo) y la causa más común de la neumonía viral son el virus de la Influenza (Flu) en adultos y el Virus Sincitial Respiratorio en niños (VRS).


7. Su tratamiento se basa en cuidados generales y en el uso de antibióticos o antivirales. El tratamiento puede variar desde unos días hasta varias semanas dependiendo de la gravedad y la causa de la infección.


8. La neumonía se puede clasificar en 3 tipos según el lugar donde la adquirimos. La neumonía adquirida en la comunidad es una infección que se desarrolla fuera del ambiente hospitalario, en nuestro ambiente habitual. La neumonía asociada a los servicios de salud (también conocida como neumonía nosocomial) es la que se desarrolla luego de haber estado hospitalizado, en residentes de asilos o pacientes que acuden a centros de diálisis. Y un tercer tipo, la neumonía asociada al uso de ventilación mecánica, es la que se desarrolla en pacientes graves que se encuentran hospitalizados y requieren ventilación mecánica. Cada tipo de neumonía tiene un tratamiento diferente, ya que los gérmenes que la producen son diferentes de acuerdo al lugar de infección.


9. Es necesario tener un estudio de imagen de los pulmones para diagnosticarla y evaluar la extensión de la enfermedad.


10. Consulta con tu médico si presentas alguno de los síntomas de neumonía o si deseas conocer cuáles vacunas debes administrarte para prevenir la neumonía.