¿Puedo hacer ejercicios si tengo COVID-19?

Actualizado: feb 6

Durante el aislamiento domiciliario por la enfermedad es necesario mantener una actividad física evitando el gasto excesivo de energía y evaluando la aparición de síntomas respiratorios como la falta de aire o disnea.


Es importante mantenernos activos durante este periodo para evitar complicaciones por la falta de movimiento físico. La actividad física recomendada durante el tiempo de enfermedad aguda se basa principalmente en:


Estas son las actividades físicas que puedes realizar si estás pasando la enfermedad aguda por COVID-19
Actividad física para personas con COVID

1. Ejercicios respiratorios: pueden ayudarnos a disminuir la sensación de cansancio o falta de aire y a controlar el estrés producido por el encierro y la enfermedad. Algunos ejercicios respiratorios recomendables son:

  • Respiración con labios fruncidos.

  • Respiración lenta y controlada.

  • Respiración con patrón diafragmático o abdominal.

  • Técnicas de ahorro o conservación de energía.


Aprende a realizar estos ejercicios con detalle aquí


2. Actividad física leve: ayuda a mantenernos activos y evitar complicaciones por el desacondicionamiento físico. Entre ellas podemos destacar:

  • Deambulación por periodos regulares dentro de la habitación o vivienda.

  • Ejercicios de estiramiento de miembros superiores e inferiores.

  • Ejercicios de relajación.


3. Durante el periodo de enfermedad y mientras se realizan los ejercicios es necesario evaluar la aparición de síntomas respiratorios. El uso de un oxímetro de pulso puede ser de ayuda para evaluar la oxigenación durante el ejercicio y alertarnos ante la progresión de la enfermedad de forma temprana.


4. No es recomendable realizar ejercicios cardiovasculares que requieran un gran consumo de energía, como correr o levantar pesas.


5. Si durante la realización de actividad física presentas falta de aire, cansancio extremo, respiración entrecortada, dolor en el pecho, mareos o disminución de la oxigenación, debes suspender los ejercicios, puedes adoptar alguna de las posturas para mejorar la falta de aire y en caso de no mejorar, debes comunicarte con tu médico o acudir a un centro hospitalario para una evaluación oportuna.


Aprende a adoptar la postura adecuada para disminuir la sensación de falta de aire
Posturas para mejorar la falta de aire

Después de la fase aguda de la enfermedad, puedes retomar la actividad física de una manera programada y progresiva hasta llegar a realizar el ejercicio que hacías habitualmente. Conoce aquí las recomendaciones para retomar la actividad física durante la recuperación de COVID-19.