Tienes tos por más de 6 semanas ¿Por qué no mejoras?

Actualizado: feb 5

La tos es uno de los mecanismos de defensa de nuestras vías respiratorias, por lo que en ocasiones ha sido llamada "el perro guardián del pulmón". La tos ocasional se produce para expulsar partículas y secreciones.


Durante infecciones respiratorias agudas o gripe, es esperado tener tos, la cual suele durar entre varios días y pocas semanas y quitarse por completo al final de la enfermedad. En ocasiones puede quedar la tos como único síntoma después de una infección pulmonar, lo que se conoce como tos post infecciosa y tiene un tratamiento específico.


Cuando la tos es persistente y dura más de 6 semanas, se conoce como tos crónica y puede deberse a diferentes enfermedades que requieren un diagnóstico y tratamiento oportuno.


Las causas más comunes de tos crónica son el asma, el reflujo gastroesofágico y el goteo nasal posterior por rinitis o sinusitis. Sin embargo, hay un gran número de problemas pulmonares y extrapulmonares que pueden producir tos.


Los medicamentos o jarabes para la tos se usan para disminuir el malestar provocado por la tos pero no son un tratamiento definitivo. Es necesario realizar un diagnóstico adecuado para identificar la causa.


Tu médico es la persona indicada para realizarte un diagnóstico y tratamiento adecuado.


Estas son algunas de las preguntas que debes contestar si tienes tos crónica:


¿Qué tipo de tos tienes? Es una tos seca o con expectoración y en este caso, ¿Qué tipo de expectoración tiene?


La tos seca se asocia en mayor frecuencia con reflujo, también puede estar relacionada a rinitis o asociada al uso de algunos medicamentos para la hipertensión arterial. Mientras que la tos crónica con expectoración se relaciona frecuentemente con enfermedades obstructivas de las vías aéreas como asma, enfisema y bronquitis crónica.


En qué momentos empeora la tos ¿En las mañanas al despertarte, después de comer, al acostarte, al hacer alguna actividad física?


La tos durante las mañanas puede estar asociada a rinitis, asma y reflujo. La tos que se produce después de comer puede relacionarse a reflujo y si se produce al acostarse puede estar asociada con asma, rinitis, reflujo o problemas cardiacos.


¿Se acompaña de algún otro síntoma?


Como dolor torácico, dolor en la boca del estómago, silbidos o ruidos en el pecho, falta de aire, goteo por detrás de la garganta o carraspera. Podrá ayudar a diferenciar entre las causas frecuentes de tos.


En algunas ocasiones, es necesario realizar pruebas especializadas para definir la causa de la tos, sobre todo en personas con factores de riesgo o fumadores. Estos estudios incluyen radiografías de tórax o senos paranasales, pruebas de función pulmonar y en casos muy específicos puede ser necesario realizar una endoscopía bronquial (broncoscopía) o una tomografía de tórax.


Si presentas tos por más de 6 semanas, no la dejes pasar y solicita una evaluación médica para realizar un diagnóstico y tratamiento oportuno.